lunes, 26 de enero de 2009

Una historia más


Ella tenia diez ocho y el apenas veinte,han pasado los años; veinti uno para ser exactos.

Sentada tras la ventana ella contempla la luna tratando de comprender, pensando que es una locura que después de tanto tiempo haya noches tan frías en que su mente divaga, buscando su primer amor entre los recuerdos.

A lo lejos se escucha la letra de un bolero, ese que el cantaba y sus lagrimas ruedan mojando su cabello. En su mirada se dibuja todo un horizonte, donde ella busca su mirar tan intenso,aquel que inquieto por primera vez su ser entero, esa sonrisa del primer encuentro, una noche de mayo en el centro del pueblo, ella iba por el pan y le dijo te acompaño en el entorno de ambos mil mariposas revolotearon, con un hueco en el estomago y una sonrisa de nervios,
caminaron juntos por la avenida diez de enero. La luna envidiaba sus miradas encontradas,

sus labios se buscaban como si la vida en ellos empezará.
Por azares del destino sus vidas no se unieron, nunca hubo un adiós, ni un lo siento, solo sus bocas enmudecieron dejando a la deriva todo entendimiento.

Al transcurrir los años su afán era olvidarlo, sin embargo el aún pregunta aun por ella y ella lo sigue recordando.


MORUS

24 Enero 2009

2 comentarios:

julia del prado morales dijo...

Pasa asì mi querida Morus, buen relato. Julia

MORU*S...Esencia de mujer dijo...

Hola Julia gracias por tu visita
un abrazo
Morus